Política de No Represalias

Es política y práctica de Colgate-Palmolive mantener los más altos estándares éticos y crear un lugar de trabajo libre de conductas inapropiadas o ilegales, en el que se aliente a las personas a compartir sus inquietudes con la Compañía sin temor a represalias. En consecuencia, en Colgate-Palmolive, no se tomarán medidas adversas contra ningún empleado, ex empleado, agente o tercero por presentar quejas, informar, participar o ayudar en la investigación de una presunta infracción del Código de Conducta de la Compañía, la política de la Compañía, o la ley aplicable, a menos que el alegato o la información proporcionada sea intencionalmente falsa o no se realice o proporcione de buena fe. En la mayor medida posible, Colgate-Palmolive mantendrá la confidencialidad de todas las quejas. Se investigarán todas las denuncias de represalias y, si corresponde, se tomarán medidas disciplinarias, que pueden incluir el despido.